Un valiente fue suficiente

El 5 de Junio de 1989, tuvo lugar en Pekín uno de los acontecimientos que marcó la historia. Después de unos días de durísima represión habiendose decretado la ley marcial por unas protestas de estudiantes, el gobierno chino decidió sacar a la calle su artilleria pesada, movilizando por las calles columnas de Tanques. Los tanques que se dirigian hacía la Plaza de Tian’anmen se vieron detenidos por unos minutos ¿Ordenes del gobierno? ¿Una ola de manifestantes? No, sencillamente un valiente que decidió intervenir, bloqueando el avance de los tanques con su cuerpo, presencia y valentia como únicas armas. A día de hoy este joven, que pasó a la historia, sigue sin tener una identidad conocida ¿Quizás fuera Dios? Aparentemente, nunca se sabrá. Por desgracia hoy todavía el gobierno chino sigue ejerciendo su poder para censurar y oprimir a la sociedad china con el objetivo de mantener vivo un sistema fruto de la convergencia de las peores cualidades del comunismo y del capitalismo. Lo peor de todo es que también se pretende hacer olvidar hechos heroicos como el protagonizado por el joven desconocido de la Plaza de Tian’anmen, hechos heroicos que demuestran que un solo hombre es capaz de mucho, y que, sencillamente con valentia se puede conseguir lo que uno se proponga, o por lo menos colocar la primera piedra.

Por suerte, nuestra sociedad, en el vigésimo aniversario de los hechos, aún recuerda las imagenes que sobrecogieron al mundo con uno de los mayores actos de valentia de la historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s