Fornalutx se humilla por defender una gamberrada

Estimado y caro pueblo de Fornalutx recitaba el escritor Joan Antoni Estades de Moncaire a su pueblo en una carta que leyó ante la oportunidad de salir en televisión en un espacio del programa Crónicas Marcianas de la mano de Javier Cárdenas, quien lo convirtió en centro de sus burlas y quien lo dio a conocer a toda España con el nombre de “el mallorquín”.
Sin duda por las circunstancias que comparto con este personaje, el hecho de tener parte de mis raíces muy arraigadas al pueblo de Fornalutx podría dedicar unas líneas similares pero la ocasión no me lo permite.

El pueblo de Fornalutx situado en uno de los enclaves más especiales de España, en pleno corazón de la Serra de Tramuntana, al norte de Mallorca, colocado en la falda de la Serra que rodea la también maravillosa Vall de Sóller, es conocido por su carisma singular y por conservar esas cosas de antaño que tanto valor tienen en la cultura mallorquina. Aunque también es conocido por conservar elementos de la cultura que tienen un valor más bien nulo como es su tradicional “Correbou”.

Así anualmente se convocan en las fiestas populares para llevar a cabo uno de los actos más soeces que he podido observar y por desgracia vivir de muy cerca como es la tortura pública durante casi una hora de un pobre buey. El buey al que se hace bajar desde un olivar de la montaña hasta las calles del pueblo, a las que llega si no se ha desnucado por el camino –accidente que ha sucedido en más de una ocasión- es atado con cuerdas alrededor del cuello y es sujetado por más de una veintena de individuos, generalmente bajos los efectos del alcohol, que se divierten zarandeando al pobre animal, confuso y desconcertado, por la plaza del pueblo hasta la hora de conducirlo hasta el matadero, donde se le acaba de ejecutar y posteriormente se prepara su carne para la venta al público.

En contestación a este acto de barbarie, más propio de una gamberrada cruel que de la organización de un ayuntamiento en representación y a demanda del pueblo, la asociación AnimaNaturalis, colectivo que se moviliza en defensa de los derechos de los animales, se desplazó en la jornada de ayer al pueblo para manifestarse en contra de este dantesco espectáculo a una semana de que tenga lugar.
La concentración llevada a cabo por una veintena de manifestantes se llevó a cabo en la plaza del pueblo, pacíficamente, con uno de los manifestantes pintado de negro y atado con cuerdas evocando el maltrato que sufre el animal en dicho festejo. Por sorpresa de los manifestantes unas de 300 personas, de 700 habitantes que tiene el pueblo, se dieron cita para increpar a los manifestantes a los cuales no dudaron en insultar, escupir e incluso tirar huevos. Una veintena de cuerpos de seguridad tuvo que acudir para evitar incidentes mayores y para proteger a los manifestantes en su salida del pueblo, aunque uno de los vehículos de éstos se vio atacado por un individuo que rompió con la mano la luna trasera del vehículo.
El alcalde del pueblo, presente durante los hechos, defendió el acto de sus ciudadanos explicando que a sus conciudadanos no les gusta que les digan lo que tienen que hacer y añadiendo que la manifestación había sido una provocación.

Así, Fornalutx, ese pueblo tan entrañable, ha quedado por desmérito de sus habitantes al pretender defender una tradición o costumbre tan vergonzosa en la que se práctica el maltrato público a un animal, como un pueblo donde reina la barbarie, donde se denomina costumbre a una gamberrada, donde los habitantes no tienen respeto a las opiniones ajenas y solo manda el sectarismo de una población hipócrita que disfruta y se divierte a costa del sufrimiento de un animal en un espectáculo que, insisto, no es más que una gamberrada.
Olor a cerveza, vómitos y jóvenes resacosos son los elementos anuales de un escenario en que va a tener lugar un espectáculo tan bochornosos como es el “correbou” y es que ¿Qué tradición se pretenden defender cuando los propios impresentables que conducen el festejo no están lo suficientemente serenos como para que el toro no derribe un símbolo tan carismático como es la propia fuente del pueblo tal y como sucedió el año pasado?

Lo siento mucho, pero por muy arraigado que pueda estar al pueblo de Fornalutx, hoy me siento avergonzado de llevar sangre en mis venas de este pueblo y de ver como muchos allegados míos defienden a capa y espada una festividad tan vergonzosa y mucha más vergüenza de ver como la defienden, pero que hay que esperar, cuando uno no tiene razón no tiene más remedio que acudir a la intolerancia y buscar silenciar los argumentos y las muestras de que sus actos son imbéciles.

Anuncios

4 comentarios en “Fornalutx se humilla por defender una gamberrada

  1. Hay quien cree ser listo
    porque va de listo
    y que lo sabe todo.

    Si fui en mala hora
    a aquel programa de televisión
    pero a nadie le pedi que sobre mi
    diera su opinión.
    Por contra me parece mesquino
    atacar de un pueblo su tradición
    de hacer correr cada año un animal
    y decir que es de gente sin corazón

    Soy un hombre de honor
    y me complazco en el amor
    que sea desde luego sensual
    dentro de la ley natural.
    Por fe y por razón
    aborrezco la inversión.
    A mandar callar
    me podreis obligar:
    aunque yo dejé de hablar
    por ello no dejaré de pensar.

    Siempre se fijarán mis ojos
    en lo bello,joven y atractivo
    si ésto os causa enojo
    que Dios me perdone el seguir acti
    No me interesa vuestra opinión,
    más bien la desprecio por estupida:
    Saber es ciencia
    y virtud es tener paciencia.
    agradezco a Dios la memoria
    de poder recordar
    con mente lúcida
    y jamás olvidar
    con todo mi corazón
    cada página de mi historia.

    Joan Antoni Estades de Moncaira i Bisbal

    Me gusta

  2. Saludos señor Joan Antoni, estoy agradecido de que se haya hecho caer por este blog aunque la entrada tenga su tiempo.

    Por su comentario creo que más allá del tema que quería abordar se ha molestado por lo que haya podido decir de usted, sin embargo precisamente lo he utilizado porque creo que es el fornalutxenc más conocido a nivel nacional y porque comparto con usted ese aprecio al pueblo de Fornalutx donde tengo raíces -incluso estamos lejanamente emparentados y usted conoce a mi familia-. Creo que en ningún momento le he criticado ni juzgado por su paso por televisión, solo he descrito la realidad y cualquier crítica recaería en quien le hizo escarnio en público.

    Por el tema de debate en cuestión, pese a sentirme tan fornalutxenc como usted, no siento especial aprecio por esta tradición, aunque por supuesto siempre será un tema de sensibilidades, en donde no coincidimos.

    Un saludo y le invito a comentar siempre que lo encuentre oportuno en este blog.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s