Unidos en la diversidad o el perdón del hijo pródigo

Unidos en la diversidad reza el lema de la Unión Europea. Y hoy, más que nunca en la historia, se ha puesto a prueba la veracidad de esta afirmación y la fuerza de esta unión. La moneda única pretendía ser la consolidación de Europa y sin embargo ha tenido que ser, precisamente, la falta de liquidez quien haya resquebrajado esta unión, aparentemente tan sólida y realmente tan frágil.
En algunos países no ocultan su euroescepticismo y piensan que no es viable la idea de Europa y con la crisis de deuda que vivimos estas posturas han cogido alas. No obstante, si la Unión Europea sale adelante tras la crisis, saldrá reforzada como nunca hubiera imaginado y el sueño Europeo será real, ahora precisamente Europa se la juega al todo o nada.

La decisión de introducir una moneda común ha demostrado ser un error por quedarse tan solo en eso, en una política monetaria común. El error es, por tanto, no haber planificado una política económica común, no haber avanzado más en esa dirección. En esa política económica tan diversa como países tiene la Unión Europea es donde la crisis ha encontrado el punto más débil de la UE.
Países que vivieron por encima de sus posibilidades a base de créditos sin la consideración de que algún día tendrían que ser devueltos, que superaron todos los límites de déficit acordados sin importarles el equilibrio presupuestario o gobiernos que despilfarraron los fondos de sus arcas con fines electoralistas son los responsable de la mayor crisis de confianza por parte de los inversores respecto a la Unión Europea. Algunos de estos países han caído presas de esa plena autonomía y soberanía mal gestionada que al final es lo que realmente les ha sometido y les ha obligado a buscar el cobijo de Europa, como el hijo pródigo que vuelve a casa del padre tras haber dilapidado toda la herencia dada en vida. En el pasaje bíblico, el padre perdona a su hijo y lo acoge en su casa con una fiesta frente a las reticencias del hermano mayor que no ve justo los honores a su hermano que a diferencia de él no ha sido un buen hijo. El papel del hermano mayor recae claramente en el posicionamiento de países como Alemania y su negativa a emitir eurobonos.

Todos esos hijos pródigos, esos países del despilfarro, han tenido que pasar por penitencia para obtener su perdón en la medida de sus actos. Los países rescatados han perdido casi por completo su autonomía económica y se tienen que marcar a la presión de una Europa dispuesta a perdonarles pero no a consentirles volver a caer en el mismo error, una presión que se traduce en que no solo la palabra basta y que quieren ver que la reducción del déficit es real y que se va a dar cueste lo que cueste, guste o no guste. A continuación encontramos países como España, Italia o incluso, quien lo diría, Francia, con quien Europa no es tan exigente y se limita a pedir gestos, movimientos que demuestren la concienciación de comprometerse con Europa, de darle estabilidad y alejarse de sospechas. Porque en ese sentido Europa está unida y si cae uno, caemos todos.
De ésto último ha de darse cuenta Alemania y su canciller, Ángela Merkel. Europa, con las voces de Durão Barroso y Herman Van Rompuy, ejerce bien el papel del padre que pide el perdón de su hijo, solicitando la emisión de eurobonos. Los países periféricos dan pasos de penitencia buscando el perdón con planes de ajuste y recortes durísimos. Ahora, países reticentes como Alemania, han de huir del prejuicio, del egoísmo y de conceptos propios del siglo XIX como el de soberanía y darse cuenta que la mayor soberanía que pueden alcanzar la tendrán dentro de una Europa fuerte que toca crear ahora. El hermano mayor toca ser magnánime y perdonar a su hermano, un perdón en forma de eurobonos. Ese perdón, confirmará eso de Unidos en la diversidad, confirmará el sueño europeo, un sueño solo alcanzable si superamos todos juntos este reto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s