Coraje, interés y predisposición al consenso

Estamos en jornada de reflexión y mañana las urnas traducirán esta reflexión eligiendo a los representantes políticos que deberán sacar al país de la crisis en los próximos cuatro años. El contexto de dificultad por el que estamos pasando exige una reflexión más profunda que nunca y es que es mucho lo que nos jugamos en estas elecciones, nos jugamos el futuro. No cabe duda que todos los partidos, prácticamente sin excepción, han realizado un gran trabajo durante esta campaña conociendo la trascendencia de estos comicios y no cabe duda de que todos tienen atractivos, todos tienen algo que ofrecer y por supuesto todos tienen buenas intenciones. Ahora bien, el voto de mañana hay que guiarlo valorando tres aspectos fundamentales.
En primer lugar hay que apostar por opciones que abandonen el populismo y la demagogia, es decir, opciones responsables y realistas, que sean valientes ante las exigencias a las que se enfrenta el país y que llegan desde fuera. En este sentido hay que apostar por partidos que quieran seguir luchando en el proyecto europeo, porque es en ese campo donde más nos jugamos. Habrá que cumplir órdenes, hacer sacrificios, pero hay que tener el coraje de hacerlo, porque eso repercutirá en positivo en el mañana de Europa y consecuentemente de España y naturalmente de Baleares.
Precisamente, por el bien de Baleares hay que mirar y hemos de valorar las opciones que muestren interés por nuestro archipiélago, que no nos olviden, que sepan defender sus intereses y aportar soluciones a los problemas y desventajas que siempre ha supuesto la insularidad, así como propuestas para mejorar nuestros motores económicos. Baleares necesita las mejores condiciones si queremos salir al ritmo del resto de la crisis y para esto hemos de partir en igualdad de condiciones.
Finalmente hay que votar teniendo en mente el consenso, las opciones que tengan la mayor predisposición a extender la mano y a buscar la colaboración de las otras fuerzas, sea gobierno u oposición, en búsqueda de una unidad que nos permita a todos caminar juntos hacia las soluciones que necesitamos. La unidad de todos es un valor añadido para cualquier país en la generación de confianza y en la capacidad de reacción y decisión en estos momentos.
Es probable que esas tres premisas no las defienda por igual ninguna opción, pero ahí están las distintas posibilidades que se le presentan al electorado. El votante debe poner en su propia balanza estos aspectos, buscar que no haya ausencia de ninguno y valorar cual tiene más peso para él. A recordar: Coraje para cumplir con las exigencias, interés por defender las necesidades de nuestras islas y predisposición al consenso para ir hacia adelante. Eso son los valores a votar en las urnas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s