Libre inmersión de lengua

El Circulo Balear presentó el pasado día un estudio con el que exigía al ejecutivo de José Ramon Bauzá cumplir su promesa electoral por lo que respecta la libre elección de lengua. El estudio proponía una aplicación de la libre elección de lengua que no supone mayor coste y, por lo tanto, rechazaba el pretexto de la situación económica para no aplicar la libre elección de lengua. Lo que propone el Circulo Balear no es sólo que los padres de un alumno puedan elegir la lengua en la que tiene que ser escolarizado su hijo, ya que eso solo es posible en centros con más de una línea, sino que en los centros con una sola línea, los padres elijan cual es la lengua vehicular de esa única línea. Lo que supone, al final, que si unos padres quieren escolarizar a su hijo en una lengua en un colegio de única línea en el que por mayoría se ha impuesto la otra, éstos tendrán que llevar a sus hijos a otro colegio.
Cualquier aplicación supone generar problemas donde no los hay ya que nunca ha habido colas de padres en la conselleria de educación en contra del catalán. De la inmersión cabe señalar que no es, aunque los dirigentes de UPyD no lo entiendan así, “obligatoria” dentro de la actual legalidad en Baleares. El Decret de Mínims, aprobado por un gobierno del Partido Popular en la década de los noventa con un gran consenso, no pretendía más que blindar el catalán en las aulas asegurándole una presencia en el 50% de las asignaturas, ya que una sola asignatura en una lengua no asegura su aprendizaje como después de muchos años se ha demostrado con el inglés. De distinta manera que con el castellano, sí sucede que salgan de la educación obligatoria alumnos sin saber hablar catalán, lo que justifica dicho decreto. Ahora bien, lo que sí es cierto es que éste también daba libertad a los centros para aplicar el 50% restante como la dirección encontrara oportuno. Libertad que ha permitido a algunos centros aplicar una total inmersión en catalán.
Sin embargo, la propuesta de la libre elección de lengua no pretende acabar con la inmersión, ni mucho menos defender, como se pretende hacer creer, un bilingüismo simétrico. Si se quisiera defender el bilingüismo y luchar contra la inmersión bastaría con exigir mínimos en castellano o incluso en inglés si lo que se quisiera fuera el trilingüismo. Pero no, el objetivo no es ese. El objetivo es, precisamente, la inmersión lingüística en la lengua que se elija. Con la propuesta de aplicación del Circulo Balear, además de la división social, se produciría una discriminación de las minorías, ya que en algunos casos, como decía, los padres se verán obligados a cambiar a sus hijos de colegio si no están dispuestos a aceptar la lengua vehicular elegida por la mayoría. En cualquier caso, no lo llamemos libre elección de lengua, llamémosle libre inmersión de lengua.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s