Carta abierta al 2011

Querido 2011,

Nadie puede dudar que te has esforzado. Has buscado el protagonismo en la historia como pocos años lo han hecho. Y es normal, 2012 lleva toda una década acaparando el protagonismo y seguramente nadie te pidió a ti si querías ser su telonero. Por eso te has tomado la justicia por tu cuenta y te has esforzado en todos los sentidos por eclipsar a tu sucesor. Tú solo has querido cambiar el mundo, suponer un punto de inflexión en la historia, y no te quiero quitar mérito porque en parte lo habrás conseguido, pero sólo en parte.
El primer paso de tu plan fueron las revoluciones y manifestaciones, algo que a los años siempre os funciona para ser recordados. La Primavera Árabe, el 15M y el 15O, las manifestaciones de estudiantes en Chile, movilizaciones de jóvenes en Israel o últimamente las protestas en Rusia por su corrompido sistema electoral. Alguna que otra no te ha salido demasiado bien, incluso diría que bastante mal, como es el caso las revueltas callejeras en el Reino Unido. Aunque pensándolo bien, sólo la Primavera Árabe te salió bien ya que las consecuencias de las otras han sido prácticamente nulas si cogemos una perspectiva histórica o global. Y tampoco te fíes, habrá que ver cómo evolucionan los países que han derrocado a sus dictadores y ver si logran abrir hueco a la democracia y a la tolerancia, cosa que algunos fundamentalistas no van a poner fácil.
Luego has acabado con todo gobierno en pie, al menos en Europa. No has dejado títere con cabeza. Desde Portugal, pasando por Dinamarca, Grecia o Italia hasta llegar a España, donde has dado paso a una hegemonía política del Partido Popular. Quizás el lema de éstos, “Empieza el cambio”, te gustó para tus objetivos. Y es que has perseguido el cambio a la desesperada. Incluso has refundado Europa. Pero tanto cambio en la esfera política tendrá que materializarse en la calle, y eso ya es tarea de tu sucesor, por lo que la lentitud de los ciclos económicos y de la burocracia europea tampoco te deja bien parado en tus objetivos por esta parte.
Pero sigamos, que tu labor ha sido extensa. Otro de los puntos de tu plan ha sido acabar con los que podríamos considerar “los malos”. Primero Bin Laden, luego derrocaste a dictadores como Ben Ali o Mubarak, aniquilaste a Gaddafi y para rematar tu tarea quitas de en medio a Kim Jong Il. Sin embargo, a esperas de conocer como se sucederán las cosas en los países de las revoluciones, dos de estas muertes no sirven de nada, puesto que de inmediato, como son los casos de Bin Laden y Kim Jong Il, les ha salido sucesor y ninguno de éstos parece querer cambiar las cosas. Aunque tampoco no nos podemos olvidar del fin de ETA, o al menos su cese definitivo de la violencia. Pero tampoco queda la cosa muy atada.
Y es que parece que ese es tú fallo, me sabe mal decírtelo, pero no has dejado las cosas suficientemente atadas. Que sí, que has hecho muchas cosas, pero es que nada tiene una consecuencia inmediata, todo está por ver. Lo sé, son tiempos difíciles para los años, pocos son los emblemáticos. Tus antepasados sabían cómo cubrirse de gloria y si no mira al 1492, al 1789, al 1917, al 1945, al 1969 o al 1989. Pero eso eran otros tiempos, tú y yo sabemos que ahora las cosas no son tan fáciles y sino díselo al 2001, todo el mundo coincidiendo de su relevancia y ¿Sus consecuencias cuales han sido? Pero anímate, a 2012 las cosas le costarán igual, no nos engañemos. Y encima piensa en la presión que tiene después de tanta expectativa generada.
Ahora bien, donde has metido la pata estrepitosamente ha sido en los deportes, ni un solo cambio. Sigue la hegemonía del deporte Español y la hegemonía futbolística del Barça. Ahí sí que las cosas no quieren cambiar. Pero después de que el 2010 pusiera sus energías en buscar cambios dando por primera vez un Mundial a España normal que no te obsesionaras por este tema, y más siendo tú un año impar.
En fin querido amigo, si es que te he de llamar así, lo has intentado, te aplaudo y tienes mis respetos, porque has empezado algo, pero cosas que deberían haber cambiado no lo han hecho. Hoy te nos vas y viene tu sucesor, el esperado 2012. De él cuentan cosas terribles. El presidente de las Illes Balears, José Ramón Bauzá, dice que en 2012 “no mejorará la situación”, el nuevo ministro de Economía de España, Luís De Guindos, dice que entraremos en recesión y los mayas anuncian el apocalipsis, vaya tela.

Saludos, y hasta siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s