El tercer hombre

Ya hay matrimonio. Lliga y Convergència dejarán de ser para unirse hasta que la muerte los separe. Así lo han decidido Jaume Font y Josep Melià, que de entre las distintas fórmulas para confluir sus fuerzas con el objetivo de entrar en el Parlament han apostado por la unificación mediante la disolución de ambos partidos, desechando por el camino distintas alternativas. Otras opciones, como la coalición a lo más puro estilo CiU, donde cada uno mandara en su casa pero juntos en las instituciones, hubieran permitido compartir lo bueno pero no lo malo, pero esta no. Aquí se comparte todo. El matrimonio sin separación de bienes, el amor ciego y la confianza en que estarán unidos y de acuerdo hasta que la muerte los separe. Habrá que ver si eso es posible con el paso del tiempo.

Font, conocedor de las dificultades de hacer convivir diferentes familias políticas bajo unas mismas siglas, asumirá el liderazgo de la formación hasta su congreso constituyente, que tendrá lugar en seis meses, tiempo necesario para que Toni Pastor se una a este proyecto. Y es que la unificación necesita de un líder neutro, que no haya formado parte ni de una ni de otra formación, para evitar dar la sensación que una de las dos fuerzas se superpone a la otra, cosa que no aceptarían los votantes de ninguno de los dos partidos. De este modo cuesta creer que la apuesta por la fórmula final no se haya hecho como invitación al alcalde de Manacor al todavía non nato partido autonomista.
Pastor, ese hombre, ecce homo, el nombre de moda en la política balear, aplaudido por muchos que nunca antes pensaron hacerlo, tras la suspensión debe decidir todavía su futuro. El alcalde de Manacor, desde que abandonara la cómoda disciplina popular exhibiendo sus discrepancias, tanto ideológicas como personales, con la dirección del partido por el que no hace tanto daba la cara en el Parlament cuando este no tenía líder y era azotado día tras día por escándalos de corrupción, se ha convertido en el objeto de deseo del centro balear. Tanto Melià, que ya amontona dos cadáveres a sus espaldas, como Font, saben que Pastor puede ser el mejor ariete para entrar en las Cariátides. 
En este matrimonio, no valdrá la famosa consigna de dos son compañía, tres son multitud. Si la fórmula quiere funcionar será necesario que llegue el tercer hombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s