Un argumento

La semana anterior recopilaba la retahíla de silencios del president Bauzá en el pleno. Cómo sería de cobardes tirar la piedra y esconder la mano sin seguir con el tema, es de justicia que siga con ello, ya que esta semana Bauzá no ha ofrecido solo silencios. Sí, el president ha dado argumentos. No sobre el tema de la inversión presupuestaria o de la deuda del Estado con Baleares, de eso ni una palabra. Además, la petición de rescate por 355 millones demuestran que el Govern no tiene esperanza alguna ni en recuperar los 1000 millones adeudados, ni en conseguir los más de 150 millones en inversión presupuestaria que nos colocarían en la media estatal. En lo que ha dado argumento el líder del ejecutivo es sobre su supuesta incompatibilidad.
La semana anterior nada, ni una palabra. Ahí se limitó a ausentarse mientras la oposición descargaba contra él y mientras Bosch escurría el bulto hacía un informe jurídico. Pero esta semana dio un argumento. Sí, lo hizo. Hasta la fecha un “no he incurrido en ningún delito de incompatibilidades” era su única y vacía defensa. Pero esta semana dio un argumento: “El artículo siete del Reglamento de Incompatibilidades establece expresamente que no es exigible la declaración de actividades que constituyen una administración del patrimonio personal”. Así, Bauzá diferenciaba que no es lo mismo los ingresos generados por el ejercicio de una actividad que los ingresos generados por la administración patrimonial. Bien, por fin un argumento dialéctico y jurídico.
A final de semana el Govern presentaba el informe jurídico del propio Govern, que apoyaba exactamente el mismo argumento, la diferenciación entre actividad y administración del patrimonio, ni uno más. Los funcionarios del Govern, presuntamente independientes -mientras no se demuestre lo contrario-, aunque obviando cualquier jurisprudencia en su informe, permitían dar así carpetazo al tema. Argumento de peso al final. Solo uno -repetido y avalado, pero uno al fin y al cabo- pero sin duda mucho más efectivo que un silencio.
Sin embargo, aunque en la actual política no estemos acostumbrados a argumentos, no hay que pensar que un argumento suponga la victoria en el debate. Un debate se vence a base de muchos argumentos irrebatibles. Y de momento, el suyo, el único dado, ya es cuestionado. Así, se esgrime en su contra que si la propiedad y la titularidad de una farmacia van de la mano, los ingresos obtenidos por esta son de actividad y no de administración del patrimonio. Si el negocio emite facturas empresariales Bauzá ejerce una actividad incompatible no una compatible gestión del patrimonio. Estos nuevos argumentos en contra del argumento y de la compatibilidad del líder del ejecutivo pueden convertirse en irrebatibles si lo que explican lo desprende la declaración del IRPF del president. Si Bauzá puede demostrar que su declaración lo recoge como él lo defiende nutrirá su argumento y anulará los que le señalan incompatible. ¿Lo podrá demostrar? Después de que el debate haya avanzado, esperemos no encontrar un nuevo silencio. Ni por parte de Bauzá, ni por el de cualquiera que deba huir de la sospecha.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s