Valió la pena discutir

De las profundidades marinas a las cavernas. Bosch y Wert se vieron las caras. Nuestro arrepentido conseller volvió del encuentro con un tono positivo, anunciando que se habían conseguido “avances” y que habrá una segunda reunión en la que “matizar” y acercar posturas respecto al tratamiento de lenguas en el anteproyecto de ley. “Vale la pena discutir”, fue la respuesta del titular balear de educación respecto a la reunión y al plantón de su homóloga catalana. Conocido el nuevo borrador, sin duda, valió la pena discutir.

Wert recula. Y eso es una gran noticia. El texto presentado antes de la reunión nunca debería haber visto la luz del sol. Nunca debería haber abandonado la caverna de la que salió. La propuesta inicial de Wert ya no solo acababa con la inmersión, sino que iba mucho más allá: no exigía la evaluación del Catalán a final de secundaria y bachiller como sí lo hace con el castellano, no atendía las necesidades de la normalización lingüística y dejaba las lenguas cooficiales en una categoría muy inferior al Castellano, es decir, nada de igualdad entre las lenguas. La “españolización” hecha ley.
Por suerte, la reunión fue provechosa. Probablemente un frente común de los titulares de las comunidades con lengua cooficial hizo posible el retroceso de Wert. De momento, la lengua cooficial será de obligatoria evaluación y la “proporción razonable” se ajustará a las necesidades de la normalización de las lenguas cooficiales. Esto último significa que pese a que el castellano debe tener una presencia mínima, las cooficiales pueden mantener su presencia mayoritaria, necesaria para compensar la presencia mayoritaria del Castellano en otros ámbitos sociales. Volvía el sentido común.
En este sentido, la propuesta lingüística en educación tras la reunión del ministerio es casi idéntica a la de Bosch en Baleares. Adiós inmersión con la obligada presencia de las tres lenguas aunque con posibilidad de una mayor presencia del Catalán.

De momento el avance ha sido sustancial, ha valido la pena discutir, y sigue valiendo la pena hacerlo en el próximo encuentro. Todavía queda cambiar la categoría de las cooficiales en el anteproyecto y equipararlas legalmente con el Castellano. Si realmente se pretende la igualdad entre las lenguas, las cooficiales no pueden ser asignaturas de especialidad sino troncales. Así que, a discutir.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s