Quiero ser periodista (III): Un requisito como garantía de calidad

El periodismo del mañana, que alcanzará sus objetivos y por el que el lector querrá pagar, será necesariamente un periodismo especializado, profundo, diferenciado y exclusivo, un auténtico periodismo de calidad. Ese es el único camino del periodismo escrito. Así, el periodista del mañana deberá ser necesariamente especializado, ser una persona en continua formación y en continuo aprendizaje. En definitiva, el periodista del mañana deberá estar formado.
La necesidad de aumentar la calidad del periodismo y de sus contenidos, precisa de profesionales capacitados para hacerlo. La capacitación del profesional periodista es sin duda la experiencia, la experiencia de años de trabajo, de un enorme bagaje y de una agenda de fuentes elaborada y curtida –de esas a las que las páginas se le caen-. Sin embargo, ningún periodista nace en esas condiciones, esos atributos no son las cualidades por lo general del periodista que empieza. Pero el periodista algún día empieza, y ese periodista primerizo que se hará periodista con el paso del tiempo y con la experiencia del día a día, de la redacción y de la calle, tiene que partir de una base, un presupuesto por el que pueda adaptarse más rápidamente a las dinámicas de trabajo, por el que conozca el mundo del periodismo y por el que tenga un compromiso con la profesión. Esa base debe poder avalarse, y en los tiempos que corren no hay duda de que ese aval debe ser la titulación universitaria.
Es un debate extendido el de si para ser periodista se necesita el título, sin embargo es evidente que planteado así no tiene sentido. Muchos de los referentes de las nuevas generaciones de periodistas son profesionales sin formación y cuyo aval es la experiencia, que no es poco. El debate que se debe plantear es si con el Periodismo como una titulación universitaria extendida tiene sentido que no sea un requisito para ejercer la profesión en el mañana. Y parece indiscutible que sí. La necesidad de profesionales capacitados para hacer el mejor periodismo debe empujar a las empresas periodísticas a buscar presupuestos en los jóvenes periodistas que entren en el mundo, y esos presupuestos deben estar avalados, y la mejor manera es con titulación. La formación universitaria debe ser un filtro para las empresas de comunicación para encontrar a los jóvenes periodistas mejor preparados y a los que la experiencia haga periodistas extraordinarios, perfectamente capacitados para ejercer ese periodismo que sí tiene futuro, un periodismo de calidad.
Así, hay una cosa clara, si los medios de comunicación quieren apostar fuerte por un periodismo de calidad en el mañana, por ese periodismo especializado, diferenciado, exclusivo, profundo, comprometido y de calidad del que he hablado, deberá apostar en el relevo generacional por periodistas con titulación. La titulación debe establecerse como un requisito como garantía de calidad.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s