Farmacia de Guardia o la historia del presidente incompatible

Pobre fiscal jefe Barceló. Una semana después de archivar las supuestas irregularidades de Bauzá, va el president y lo deja con el culo al aire. Aunque -no seamos ingenuos- no por voluntad propia. El informe jurídico del Govern y el fiscal jefe diciendo que Bauzá es perfectamente compatible al ser la gestión de su farmacia gestión patrimonial y no actividad…y ¡Zas! De un plumazo se desmonta el único argumento que hacía al líder del ejecutivo compatible: la farmacia figura como actividad en la declaración de la renta del president.

Las turbias aguas del caso Bárcenas obligaron a Bauzá a adelantarse a los acontecimientos. Antes de tener que presentar el IRPF a regañadientes, mejor hacerlo sonriendo y al menos colgarse una medalla de transparencia. Antes de que ocultar su declaración de la renta sea un argumento en favor de su incompatibilidad mejor que el mostrar su declaración sea un argumento en contra, esgrimiendo eso de que lo hace porque no tiene nada que esconder. Pero a estas alturas no cuela.
Queda claro: Bauzá es incompatible. Y a estas alturas no es ninguna obsesión ni calumnia de la oposición. Es un hecho. “Los titulares de los cargos y puestos de trabajo a que se refiere el artículo dos -presidente y otros cargos del Govern- no podrán ejercer, (…), ni por sí ni mediante sustitución o apoderamiento, ninguna otra actividad o función profesional, mercantil, industrial o laboral, pública o privada por cuenta propia o ajena, que sea retribuida mediante sueldo, (…) o de cualquier otra manera”. Así de clara es la Ley 2/1996 del 19 de noviembre, más conocida como ley de Incompatibilidades. Y no la contradice en ningún caso la Ley 7/1998 del 12 de noviembre, la de Ordenación Farmacéutica, cuyas incompatibilidades se presentan “sin perjuicio de las incompatibilidades vigentes con carácter general”. Poco a añadir.
La ley puede ser considerada injusta por algunos. Que el ejercicio de la política te tenga que apartar de tu vida deja la política en manos de unos pocos colectivos en este sentido. Pero la ley está para cumplirse, y si es justa o injusta o si debiera cambiarse o no, es un debate al margen.
Bauzá es incompatible y mintió ante el Parlament. Ya no sólo en la declaración institucional de actividades, dónde sólo figuraron sus ingresos como diputado y presidente, sino cuando el pasado mes de octubre todavía decía en el pleno que había que distinguir entre la incompatible actividad y la compatible gestión del patrimonio. Pues bien, ya se distingue. La farmacia es incompatible actividad. El president es ahora un líder caduco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s