Lo mejor de lo peor

Lo mejor de lo peor. Baleares puede presumir de ser el rey tuerto del país de los ciegos. Aunque los datos del paro de febrero en Baleares no son para dar brincos, la comunidad puede consolarse viendo como de los últimos datos de desocupación, es la única autonomía que puede sacar algo en positivo.
El Govern presume de que el paro tanto interanual como intermensual sigue bajando. Sin embargo, en las cifras hay trampa. El paro con relación al mes de febrero baja 1.562 personas, a la vez que sube la afiliación a la seguridad social en 6.865. Sin duda es un dato positivo, aunque cabe contextualizarlo en un mes que se anticipa a la temporada alta, y por lo tanto toca contener la euforia. Más importante es el dato interanual, donde Baleares no sale nada mal parada con un descenso de la desocupación de 4.405 personas. En este caso, lo que obliga a contener la euforia es el dato de afiliación a la seguridad social. No sólo hay 4.405 parados menos sino que también tenemos 4.754 afiliados menos. Lo que significa que aunque baje el paro, no aumenta la ocupación.
Ahora bien, si esto llama a contener el optimismo, hay otros datos que nos dicen -¡Al loro!- que no estamos tan mal. Por desgracia no son nuestros, sino de las demás autonomías. Si los números nos pueden hacer cuestionar la capacidad de generación de empleo de nuestro Govern, también nos dicen que muchos más cuestionable es para otros. Aunque el descenso de desocupación en Baleares se ensombrezca con un descenso en la afiliación a la seguridad social, el resto de comunidades presentan datos negativos de afiliación mucho mayores que Baleares y su paro sigue subiendo. Da igual el color político que les gobierne, su tipo de economía o su dimensión, todas presentan unos registros que hacen valorar los que Baleares presenta. Y eso con indiferencia de si son datos interanuales o intermensuales, en cuanto a variación Baleares gana a casi todo. Incluso la euforia contenida con el descenso del paro en relación a enero por responder al inicio de la temporada turística puede desatarse si observamos que en autonomías con una importante estacionalidad o con un potente sector turístico, como Canarias o Valencia, sigue subiendo el paro en el mismo período.
Naturalmente no se trata de alegrarse de que otros están peor ni caer en el consuelo de tontos del mal de muchos, sino de que las islas logran apartarse de una tendencia generalizada, con una que aunque no acaba de ser positiva, sí anima a pensar que la cosa puede revertirse de un momento a otro. ¡Al loro!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s