500 euros al mes por una diarrea

Los dolores de barriga siempre han sido la excusa por antonomasia. Sobre todo entre los más pequeños. Si miramos atrás, hacia nuestra infancia, es probable que recordemos haber esgrimido alguna vez un “me duele la tripa” para evitar ir a clase. El dolor de barriga es el síntoma que, a diferencia de la fiebre, nadie puede negar. Una garantía de éxito. Ahora bien, nunca nadie había profesionalizado esa práctica. Nadie se había lucrado por ponerlo como excusa. Hasta ahora. 500 euros al mes para toda la vida, 6995 euros al año. Suculento sobresueldo. Todo, por una diarrea. La afortunada, Marienna Sánchez-Jauregui. 

La eterna alcaldesa de Eivissa, prologando su agonía en el Ayuntamiento de Vila, ha conseguido lo que nadie: 500 euros al mes por una diarrea. ¿Cómo? Alcanzando el nivel que ni Fátima Báñez ha conseguido en el Bubble Shooter ni Teresa Palmer en el Jetpack Joyride: el conocido nivel 33. Un suplemento salarial que se da a los funcionarios tras haber ocupado un alto cargo político. Para percibir ese suplemento, además de la dedicación exclusiva en el caso de los alcaldes, es necesario haber estado en el cargo al menos dos años. Sánchez-Jauregui se convirtió en alcaldesa de Vila el 11 de junio de 2011. Por ello, para consolidar ese nivel 33 con el que asegurarse ese suplemento de 500 euros al mes para toda la vida, cual sueldo Nescafé, debía mantenerse como primera edil mínimo hasta el próximo martes 11 de junio. Si no llegaba, se quedaba a las puertas. Decía adiós a 6995 euros al año. Y a la velocidad en la que se iba destapando el caso Prensa Pitiüsa, el tiempo no jugaba a su favor. 
El 17 de mayo se quedaba sola en el Ayuntamiento. Su propio partido le daba la espalda votando a favor de su dimisión en la comisión de investigación de los pagos irregulares al grupo de prensa. Se quedaba sola a 25 días de cumplir los requisitos para alcanzar el nivel 33. Demasiados días para poder aguantar en el cargo. Sin embargo, lo ha logrado. 2 semanas y 4 días de agonía hasta formalizar su dimisión más la semana hasta llegar al pleno en el que se elegirá a su sucesora. Sánchez-Jauregui planificó un calendario de lentos movimientos con los que dirigirse hacia su dimisión sin renunciar al nivel 33. Primero el anuncio de su dimisión, luego un pleno en el que defenderse antes de abandonar el puesto, posteriormente un comunicado concretando la fecha y finalmente la formalización de su dimisión. Pese a esa fragmentación de sus movimientos, las fechas seguían sin cuadrar. Necesitaba 5 días más para lograrlo. Y sí, llegó la excusa de la diarrea. El 22 de mayo, Sánchez-Jauregui presentó baja hasta el día 27 por un proceso gastrointestinal agudo, más conocido como gastroenteritis. El síntoma más habitual, la deposición liquida, la diarrea. Como el niño que no quiere ir a clase, esgrimió un dolor de barriga como excusa. Con ello, con la diarrea, el calendario de Sánchez-Jauregui cuadraba y le sobraban dos días. 
En el pleno de día 13, dos días después de haber alcanzado el nivel 33, se hará efectiva su renuncia como alcaldesa. De no ser por la diarrea, se hubiera quedado a las puertas. Por cuestión de días habría perdido 6995 euros al año. Nunca nadie había sacado tanto de un dolor de barriga. 500 euros al mes por una diarrea. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s