El PI: Ni ‘independència’, ni ‘Països Catalans’

Més trajo al Parlament el pasado mes de octubre el derecho a decidir en una proposición no de ley basada en el aumento del autogobierno con la autodeterminación como horizonte. Todo lo que fue autogobierno fue respaldado por Antoni Pastor, la voz del Pi en el cámara, sin embargo, el punto principal de la iniciativa fue rechazado. Pastor se alineó, como antaño, con sus excompañeros de filas del PP. Esta semana, de nuevo volvía un debate en el que el PI, formación autoproclamada autonomista, debía volver a posicionarse. El PP presentó en la cámara una nueva proposición no de ley que instaba a rechazar injerencias de Cataluña en las políticas de Baleares y negar la existencia de los ‘Països Catalans’. Pastor en esta ocasión apostó por alinearse con el PP en recordar que Baleares estaba al mismo nivel de Cataluña, y se abstuvo en lo que consideró o bien estéril o bien que no podía votar en contra, y tampoco a favor sin matización. Sintetizando, el PI ha rechazado el derecho a decidir, y por extensión cualquier pretensión independentista, y ni se molesta en hablar de Països Catalans.
Pudiendo alejarse demasiado de los postulados del PP, no lo hace. Para muchos, es un error: ¿estando el original para qué apostar por la copia? Pero la estrategia del partido de los Font, Pastor y Melià tiene su lógica. Proposta per les Illes puede meter la mano en una bolsa de votos hasta ahora inexpugnable, la del votante popular. Lejos de buscar pequeños nichos del electorado, apuestan por el target más amplio de las Islas, y eso pasa por no alejarse de ese clásico votante, que tantas veces, por lo que refiere a Font y Pastor, les ha prestado su voto.
Que el PI se haya encontrado con representación parlamentaria antes de pasar por las urnas en la figura de Pastor, le permite hacer exhibición de los derroteros por los que se moverá esta formación. Esas dos iniciativas parlamentarias de estos últimos dos meses les ha permitido fijar una postura en el debate que más repulsión podía suponer para ese votante popular: el del nacionalismo. Por dos veces, el voto del escaño de Pastor ha servido para demostrar que su partido no es la versión de derechas de Més ni la rama balear de CiU.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s