El hashtag es el mensaje: #defensamlonostro #AmbFrancinaPodem #JoambAina


El concepto lo nostro, en Baleares, es inequívoco. Lo nostro es la conceptualización de las esencias y los espíritus de la patria pequeña, dicho antaño. El término más romanticista de las islas. Si decoramos su escenificación con sobrassades, nítido como él solo. Las redes sociales se encendieron con la nueva campaña del PP Balear: #defensamlonostro. El hashtag del Partido Popular, lejos de interpretaciones retorcidas, busca lanzar a sus fieles un mensaje claro. Los populares quieren reconciliarse con su votante clásico, conservador, regionalista y cuya confianza tan buenos resultados dio en el pasado. La etiqueta juega a la ambigüedad. Lo nostro también busca acotar terreno. Lo nostro es lo de aquí, ni lo de allá ni lo de más allá. Así, sirve para todos. Para los defensores de la lengua, como para aquellos que ven el catalán como algo que no es nostro, y que lo que sí lo es, lo nostro, debe ser defendido. El hashtag lleva implícita una consideración: si la defensa de lo nostro fuera una obviedad o una fama ganada, salvo ser un punto fuerte, no sería necesario incidir en ella. Con todo, para fieles la estrategia es buena, mejor, en todo caso, que descuentos en tu comercio más cercano.

Y mientras, hashtags cargados de significado también en el PSIB con motivo de sus primarias. #AmbFrancinaPodem dice mucho. Más allá de la cercanía que busca con el nombre de pila, el podem está cargado de contenido. En primer lugar habla de posibilidades, presumiblemente en su lucha por sacar a Bauzá del Consolat. De la misma manera que si la defensa de lo nostro fuera una obviedad, el PP no incidiría en el tema, lo mismo pasa con este podem. Es una respuesta al criticismo dentro del PSIB: con Francina basta y sobra. O más allá: pese al desgaste, aún puede. Por otra parte, que sea podem, que da una imagen grupal, pretende actuar como la voz del PSIB, reivindicar que la mayoría está con ella, que ella es el partido. 

Los hashtags de Calvo también dicen mucho. Y, ojo, que hashtags y no hashtag. A falta de uno, dos para mayor nitidez. #JoambAina y #YoconAina, hashtag bilingüe frente a la molingüe etiqueta de Armengol. Con ello Calvo se dirige al votante y militante castellanoparlante y deja a Armengol sola en catalán, como denuncia del nacionalismo que le señalan sus críticos. Frente al podem, en plural de Armengol, los acólitos de Calvo apuestan por el singular: Yo. El mensaje es como el del primero que levanta la mano, haciéndolo solo, pero sabiendo que a continuación se irán sumando uno detrás de otro: y yo, y yo, y yo también. Es decir, un mensaje disidente.

Y el más claro de todos, el de Joan Mesquida. Que sencillamente, de momento, no existe
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s