Los hostiles


Los hoteleros se sienten violentados cuando alguien les tose y tildan de hostil a quien les planta cara. Foto de B. Ramón en Diario de Mallorca

“Queremos transmitir que el sector turístico es el principal generador de riqueza, pero los hoteleros no podrán seguir imponiendo sus intereses a los representantes políticos”. Qué hay detrás de estas palabras del secretario general de Podemos en Baleares, Alberto Jarabo, es hoy en día una incógnita a falta de saber qué propuestas depara su programa en materia turística. Si atendemos a la literalidad de las palabras, más allá de echar en falta el matiz de que se refiere a los grandes hoteleros, no hay nada que desentone o sea reprobable.

En lugar de perder tiempo con el PP o el PSOE, Jarabo ha ido directo a quien manda en Baleares, y lo ha hecho diciendo una obviedad tal que lo que llama la atención es que genere tanto revuelo. Sólo a los hoteleros -y entiéndase con ello a partir de ahora la patronal y las grandes cadenas- les puede parecer “hostil” que se les niegue imponer sus intereses. Es llamativo, además, que los hoteleros rechacen la “agresividad” de Podemos cuando sus popes, los amos de las cadenas Iberostar y Melià, Miquel Fluxá y Gabriel Escarrer II respectivamente, han negado a esta formación “sentido común”, la han acusado de “no entender de economía” y se han manifestado “preocupados” porque pueda llegar a gobernar. No se trata de entrar a valorar si tienen o no razón para estarlo, pero es hipócrita la sorpresa por parte de quien sabe perfectamente de qué va la cosa y por parte de quién no ha sido menos hostil en sus declaraciones.

Los hoteleros se sienten violentados cuando alguien les tose y tildan de hostil a quien les planta cara. Sin embargo, lo hostil tal vez sea impedir la regulación del alquiler turístico, impidiendo la normalidad de una práctica que en lugar de concentrar el beneficio en los hoteleros, reparte la riqueza que genera el turismo entre comerciantes, restauradores, oferta complementaria y particulares. Lo hostil tal vez sea la competencia desleal de la barra libre al todo incluido que secuestra al turista o el agravio comparativo de poder competir con restaurantes y salas de fiesta sin la licencia que a los otros se les exige. Hostilidad tal vez sea que con récords de facturación, una subida salarial del 1’12 por ciento al año tenga que ser a regañadientes y sólo tras amenazas de huelga.

Si una cosa buena tiene Podemos es el sacudir la silla a más de uno, y entre ellos tocaban estar los portadores de los grandes linajes del archipiélago. Pero una vez más queda por ver si además de “generar pánico” -Lola Fernández, rival de Jarabo en primarias, dixit- se aportan medidas que contribuyan a una menor hostilidad hotelera, a desestacionalizar el turismo o a diversificar la economía balear. Veremos. Si por el contrario Jarabo sólo pretendía que se le hiciera caso y colocar el titular en los medios, desde luego lo ha conseguido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s