El intérprete

La experiencia de Barceló en la traducción e interpretación le dejan en una situación ideal para facilitar el entendimiento entre PSIB y Podem. Foto: B. Ramón
La primera reunión para formar gobierno en la mesa de un bar “de buen rollo” y con selfie incluido y un parón en la negociación para ir a un concierto de AC/DC configuran un perfil atípico para quien aspira a ser presidente del Govern. Biel Barceló es el candidato de la fuerza ganadora de las últimas elecciones, a pesar de ser la tercera en votos y la cuarta en escaños. De momento, los partidos de izquierda no negocian cargos aunque no se habla de otra cosa. Sea por prioridad o porque resulta más sencillo, han decidido empezar por acordar las línias programáticas del pacto antes que el reparto de sillas. Olvidan el frustrado experimento en Sóller, cuando intentaron ir de la mano, empezando por consensuar programa y rompiendo a la hora de negociar los nombres. Y ahí sólo debían repartirse las diecisiete posiciones de la lista muncipal.

 

El pacto de izquierdas se ha celebrado antes de que tenga lugar. De momento, a falta de que se entiendan PSIB y Podem, el PP sigue siendo la opción que más diputados suma. Con 20, los populares siguen un diputado por encima de la unión Podem-Més. Pero que acabe habiendo entendimiento no sumaría ni cinco céntimos al euro apostado en las casas de apuestas. Que se entiendan socialistas y podemitas pasa, precisamente, por Barceló. A falta de confirmar sus opciones a presidir, el líder de Més actúa de intérprete en la negociación. Traduce de PSIB a Podemos y de Podemos a PSIB los mensajes de unos y otros. Tiene  su cierta gracia que la persona que ha canalizado los votos de la oposición al trilingüismo ejerza ahora de políglota en la negociación política.
 
Barceló domina los idiomas. Primero tuvo que manejarse en hasta cuatro lenguas con el Bloc. Ahí sabía poco más que defenderse. La fluidez necesaria para resolver situaciones complejas aún no la manejaba. Y así acabó el Bloc. Al mismo tiempo, tuvo que hablar la lengua del PSIB, intentando que no se le pegara el acento y evitando los barbarismo que introducía UM en su lenguaje. Con la confluencia con Iniciativa els Verds la cosa fue más fácil. Se trataba de una lengua del mismo tronco lingüístico y al final ha acabado con un pleno dominio de ella, al punto de expresarse en su día a día en la lengua criolla surgida de la suma de ésta con la de su lengua materna pesemera. Se vio tan cómodo aprendiendo lenguas que se vio capaz de hablar una tan cercana a la suya como era la de Esquerra. El acento cerrado de Lladó hizo imposible que se entendieran.
 
Ahora, toda esa experiencia en la traducción e interpretación, le dejan en una situación ideal para facilitar el entendimiento entre PSIB y Podem. Prueba de su papel clave son las dificultades para que estas dos últimas hablen en Eivissa ante la ausencia de Més como intérprete. Para empezar, Barceló deberá hacer entender a Armengol que el ‘casta’ de Jarabo no significa sólo PP sino también ‘PSOE’ o a Jarabo que el ‘experiencia de gestión’ de Armengol significa que ésta ya tiene en mente el nombre de varios socialistas para ser consellers. Está por ver si ese dominio de lenguas le servirá para hablar en castellano con el emisario que Pablo Iglesias enviará para garantizar que se vele por los intereses de Baleares, para lo que, de ello se deduce, están incapacitados los líderes podemitas aquí en las Islas. Quizás la tarea reciba el Consolat como recompensa, algo por lo que hasta el PP apuesta en la intimidad. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s