Memento

Como en la película Memento, en la que el protagonista, sufre el mismo trastorno, PP y PSIB van olvidando sus actos y generan únicamente los recuerdos que les interesa
Diagnostico: amnesia anterógrada. Este trastorno neurológico, que consiste en la incapacidad de almacenar nuevos recuerdos a largo plazo, es la consecuencia de quien pasa por el Govern. Que uno no recuerde sus propios actos o, en este caso, su propia gestión, conlleva a tener que escuchar o leer afirmaciones que deberían hacer sonrojar a quien las pronuncia.

Como en la película Memento de Christopher Nolan, en la que el protagonista, Leonard, sufre el mismo trastorno, PP y PSIB van olvidando sus actos y generan únicamente los recuerdos que les interesa para crear su propio relato. Como el espectador frente al film de Nolan, al final el ciudadano corre el riesgo de no saber quién miente.

El primero en mostrar síntomas agudos del trastorno es el diputado del PP Antoni Camps. Después de habérsele diagnosticado esquizofrenia desde este blog, ahora los resultados de la revisión concluyen que también padece amnesia anterógrada. El principal síntoma se detecta en el siguiente tuit:

De esta manera analizaba el diputado popular el anuncio del actual Govern de que este año se incumplirá el objetivo de déficit y que en lugar del 0’7% permitido se alcanzará el 1’5%. Es decir, Baleares duplicará la cantidad que puede gastar de más de lo que ingresa. Asumiendo que, siendo diputado y licenciado en Ciencias Económicas, Camps domina el tema de las finanzas públicas, sólo la incapacidad de almacenar recuerdos puede explicar que no sea consciente que ese dato es el resultado del último ejercicio del Govern Bauzá. Ya que es la consecuencia del desajuste de 340 millones en las últimas cuentas gestionadas por el PP.

Con ese agujero, el PP, que hasta ayer gobernaba, recrimina al nuevo Govern que incumplirá el déficit “porque quiere” y no porque Bauzá, entre otras cosas, se comprometió a pagar un complemento salarial al personal sanitario a pocos meses de las elecciones. Eso lo olvida. El PSIB contesta:

Es una buena aclaración si a los socialistas también les hubiera valido en 2011. Pero por entonces cargaban contra cualquier insinuación del Govern de Bauzá de los inminentes recortes. Ahí, el PSIB olvidaba lo que le recuerda ahora al PP: cómo habían dejado las cuentas. Donde el PSIB se queja hoy que el PP le deja un déficit del 1’5%, el PSIB se lo dejaba en 2011 al PP en un 5%: cerca de 1.300 millones de desajuste.

Las muestras de memoria del PSIB ahora sólo se debe a que la amnesia anterógrada permite almacenar recuerdos a corto plazo. La prueba de que entre los socialistas no se recuerda tampoco a largo plazo está en Vicenç Thomàs. Después de que al exconseller de Salut y ahora vicepresidente del Parlament se le haya olvidado en este principio de legislatura como reprobaba el nombramiento de la pareja de un conseller cuando gobernaba el PP, también se le olvida el resultado de su gestión:

El exconseller de Salut señala el agujero de 145 millones que han dejado sus sucesores durante los cuatro años de gobierno del PP pero olvida que en su último ejercicio el agujero que él dejó fue superior: 244 millones de desajuste. En total, 400 millones de facturas sin pagar en sus cuatro años al frente del área. Cifras que uno no debería olvidar.

Ante el trastorno, lo mejor que uno puede hacer es apuntar la anotación que Leonard hace en la foto de Teddy para no olvidar cuando haya perdido la memoria: “No creas sus mentiras”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s