Armengol reta a Susana Díaz

Captura de pantalla 2016-01-03 a las 5.16.08
Las dos únicas presidentas socialistas han elegido bandos enfrentados en la encrucijada del PSOE. Foto: M. TRAID

Primero fue Aina Calvo. La atropelló sin apenas despeinarse. Luego vino Chelo Huertas. La presidenta del Parlament quiso batirse a ella en duelo cuando vio quién mandaba, pero al final tuvo que doblegarse. Superadas las sparrings, la presidenta del Govern, Francina Armengol, inicia el pulso para ser la mujer más poderosa de la izquierda española. Armengol reta a Susana Díaz.

Las dos únicas presidentas socialistas han elegido bandos enfrentados en la encrucijada del PSOE. Mientras la andaluza lidera el asedio a Pedro Sánchez; la balear es el único barón autonómico que respalda al líder socialista. La ambición por mandar ha despertado la desesperación en Díaz cuando ha visto que Sánchez ha salido con vida tras el 20-D: aguantando 90 diputados y la segunda fuerza y con todas las posibilidades de convertirse en presidente. Díaz ve que si Sánchez llega a la Moncloa éste afianzará, al fin, su liderazgo entre los socialistas y ella perdería su último tren para llegar a ser presidenta de España. Con el Consolat satisfaciendo las ambiciones de Armengol, la balear responde con fría lógica para dejar que el nuevo presidente de España lo sea a su imagen y semejanza.

Cuando Susana Díaz había tratado de dejar claro en el comité federal que Sánchez no tenía margen para pactar y que por lo tanto las nuevas elecciones eran inevitables, ha llegado Armengol para sembrar dudas en la nitidez del mensaje. La ejecutiva del PSIB se manifestó a favor de que el líder socialista pacte “sin líneas rojas”, pero  lo importante del mensaje no es el “sin líneas rojas”, sino el “que pacte”. Armengol acude al rescate de Sánchez para mostrarlo aún con vida.

Que Armengol y los socialistas baleares den vía libre a Sánchez para pactar con Pablo Iglesias y llegar a la Moncloa a cualquier precio no responde sólo a mantener la coherencia que han rechazado los barones socialistas que gobiernan gracias a Podemos pero niegan al líder socialista gobernar como ellos. Los socialistas de Baleares necesitan a Sánchez en la Moncloa para poder cumplir la mayor parte de su programa electoral, fiado en gran parte a Madrid. Un nuevo sistema de financiación, el nuevo Régimen Especial, la renegociación de los objetivos de déficit, la tarifa plana en los vuelos, la no aplicación de la LOMCE y un largo etcétera. El Govern necesita a Sánchez en la Moncloa. Y lo necesita ya.

Susana Díaz, obcecada en el jaque al rey, ha descuidado a la otra reina del tablero. El apoyo de Armengol a Sánchez, que pueden convertirla en la presidenta favorita del presidente y garantizarle el cumplimiento de la carta de reyes de Baleares a Madrid, es el mejor augurio para el líder socialista. Los precedentes juegan a favor de la presidenta del Govern, que siempre que ha apostado ha ganado. Se puso del lado de Rubalcaba en el duelo con Chacón y ganó, se puso del lado de Sánchez en el duelo con Madina y ganó; y ahora se ha vuelto a poner del lado de Sánchez. Armengol siempre juega a caballo ganador. Es probable que incluso apostara por el empate de la CUP.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s