Los duendes

Francina-Armengol-Parlament-ISAAC-BUJ_1523857752_26700927_651x366
Para sonrojo del Pacte, son Pi y Ciudadanos los que han hecho progresar la ecotasa y la supresión del nivel 33. Foto: I. Buj

Pequeños y escurridizos, están ahí para dar una mano a quien los necesita. Cuando uno no se da cuenta, aprovechan para culminar tareas pendientes como si fuera por arte de magia. Pero no, no es magia; es por su oportuno y laborioso trabajo. Son los duendes. Todo el mundo los tiene. Aunque no siempre actúan. Trabajan sigilosamente para que uno no se dé cuenta de que están ahí. Quien los tiene es el Pacte. En un rincón del Parlament y con una dimensión de sólo 3 y 2 diputados frente a los 34 que suman PSIB, Més y Podemos o los 20 del PP, están los duendes del Pacte: El Pi y Ciudadanos. Mientras los partidos que apoyan al Govern han estado esta semana entretenidos en sus tensiones y desconfianzas, han sido, para sonrojo de las formaciones de izquierdas, las dos fuerzas minoritarias en el Parlament las que han hecho progresar dos de las medidas más anunciadas por el Govern: la ecotasa y la supresión del nivel 33.

El Pi ha salvado la ecotasa. También al Govern y a Podemos. La consellera Cladera ha recuperado el sueño desde el pasado martes, cuando con su abstención, los de Jaume Font permitieron que el Impuesto Turístico del Ejecutivo superara su primer trámite. Todo dependió del Pi por la también abstención de Podemos, que dejó a sus socios solos ante el peligro de que la ecotasa pudiera naufragar ante las enmiendas a la totalidad de PP y Ciudadanos. El Pi salvó más a Podemos que al Govern, ya que les permitió limpiarse las manos sin consecuencias. Si el Pi hubiera votado a favor de las enmiendas, Podemos hubiera tenido que decidir si asumir la responsabilidad de la muerte de la ecotasa o salvarla pese a las discrepancias. Sin embargo, el Pi ha permitido avanzar una ecotasa que no le va a acabar gustando. Sus enmiendas parciales presentadas chocan en su mayoría con la idea de ecotasa de Podemos, cuyos diputados serán necesarios para su aprobación definitiva. Salga la que salga, el mérito deja de ser del Pacte. Será gracias al Pi.

Y el mismo día que el Pi sacaba adelante la ecotasa, Ciudadanos hacia lo propio con la supresión del nivel 33. La liquidación de este privilegio político era un mérito que llevaba tiempo queriendo atribuirse el partido de Albert Rivera en las islas. Al final, el retraso del Govern ha permitido que el mérito vaya a ser suyo. Las fuerzas del Pacte incluyeron en sus acuerdos de gobernabilidad acabar con el complemento salarial a los expolíticos que cobran sueldo público. Por registrar un mes después una iniciativa en el mismo sentido, el partido de Xavier Pericay se atribuía el mérito. El oportunismo no colaba, pero el retraso del Govern, suspendiéndolo pero no suprimiéndolo, ha permitido que Pericay le pegara primero un tirón de orejas a Francina Armengol por la demora y que luego, esta semana, fuera esa iniciativa de Ciudadanos la que vaya a desembocar en la supresión del privilegio. El resto de partidos saca adelante el programa del Govern.

Anuncios

Un comentario en “Los duendes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s