Panamá no tiene cuota

RP_PRESIDENTA_160406_WEB_1641
Armengol dejó claro que el hecho de que Melià haya podido evitar pagar parte de sus impuestos a las administraciones no es un problema que figure entre sus prioridades

Armengol quiso esperar al miércoles para anunciar los cambios en su Govern. No quiso contraprogramar la aprobación de la renta social con la remodelación del ejecutivo, para no eclipsar una de las medidas más populares de la legislatura. En su agenda no entraba que el día que daría a conocer a sus nuevas conselleras, el grupo hotelero más importante de la comunidad confesaría haber tenido que regularizar fondos defraudados mediante la amnistía fiscal de Montoro. “Hoy no es el día”. Con eso y con la perogrullada de resaltar la gravedad de los hechos, la presidenta pasó palabra ante una de las informaciones más importantes del año en Baleares. Todo, para no eclipsar la salida de la crisis originada por un partido que logró el 1’53% de los votos en las últimas elecciones.

Sin tampoco mucho entusiasmo, tuvo que ser el hombre fuerte del Govern, el conseller Iago Negueruela, el que fuera un poco más allá: “Es muy fácil hablar de patriotismo, pero a nivel impositivo no”. Para ser “cautos”, el responsable de Trabajo se quedó ahí sobre la presencia de las empresas mallorquinas Riu y Melià en los Papeles de Panamá. Pero con toda cautela, mientras el grupo de los hermanos Riu justificó la propiedad de sociedades en Panamá en el hecho de tener hoteles en el país, el grupo de los Escarrer confesó haberse acogido a la amnistía fiscal: es decir, haber regularizado en 2013 fondos defraudados hasta la fecha.

Con las tibias respuestas del Govern, como si la cosa no fuera con Baleares, Armengol dejó claro que el hecho de que el principal grupo hotelero de las islas haya podido evitar pagar parte de sus impuestos a las administraciones no es un problema que figure entre sus prioridades. Para la presidenta, la baja política de intereses partidistas de un socio con cuota en el Govern no se sabe muy bien por qué era lo que debía centrar la atención del día. Claro, Panamá no tiene cuota.



Entre enredo y enredo, se agradece la lucidez de Podemos, que atendiendo a la gravedad de los hechos ya ha llevado la cuestión al Parlament para que Armengol conteste si a Montoro además de pedirle libertad para gastar, le va a pedir más información sobre Riu y Melià. Si no se contraprograma con nada con lo que la presidenta pretenda marcar agenda, el martes contestará.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s