Sí, es campaña

corrup
El candidato de Podemos a las generales compareció en la sala de prensa del Parlament del que él no es diputado

Dice Juan Pedro Yllanes que si está haciendo campaña, vaya el PP y se lo diga. Y va el PP y se lo dice. Que el candidato de Podemos a las generales comparezca ante los medios en la sala de prensa del Parlament del que él no es diputado es una exposición gratuita que, desde luego, puede interpretarse como un acto más de campaña. Más, si la comparecencia es para “felicitarse” del trabajo de su partido y presentar unas enmiendas que no será él quien defienda en pleno.  Tampoco está muy claro qué tiene que ver con el trabajo del grupo parlamentario el acto de Pedro Sánchez en Palma el día anterior que valoró Jarabo sin que la prensa le preguntara por ello. Pero no es nada nuevo. A principios de mayo, ya estuvo la candidata al Senado de Podemos, Margalida Quetglas, en la misma sala de prensa sin venir demasiado a cuento. En otra ocasión, Podemos trató de resolver ante los medios una de sus crisis con la rueda de prensa de su Secretario de Organización, Pep Juárez, que tampoco es diputado del Parlament, en este mismo escenario.

Podemos se escuda en que el reglamento no lo impide y que otros lo han hecho antes. Ambas cosas son ciertas pero no quitan que se pervierta las instituciones, al acabar de desdibujar la difusa línea que separa los partidos de los grupos parlamentarios. No hay que olvidar que varios partidos han retribuido a trabajadores del partido con sueldos a cargo del Parlament aunque dedicaran su jornada a mucho más que a temas parlamentarios o que incluso no dedicaran ni un minuto al trabajo legislativo. También antes del 20-D fue Ciudadanos quien aprovechó la infraestructura del Parlament para que Albert Rivera pudiera dar un mitin ante la prensa. Pero el uso de la institución para lanzar mensajes partidistas es una batalla perdida. Respondía a una pregunta en el pleno esta semana Francina Armengol que le costaba contestar exclusivamente en clave de partido siendo presidenta. Sin embargo, la líder del Ejecutivo acababa apuntalando la promesa de campaña de Pedro Sánchez de un nuevo régimen especial para Baleares. ¿Cómo separar la acción política de las diferentes instituciones y los mensajes electorales? De difusa, la línea ya no existe.

Con todo, no sorprende que después de que el PP presentara una queja formal contra Podemos por el uso de Yllanes de la sala de prensa del Parlament, los populares utilizaran la sala de prensa del Ayuntamiento de Alaior para un “acto de precampaña”según lo describió la diputada en el Parlament Margaret Mercadal– con su candidata al Senado, Joana Francis Pons, y el portavoz a nivel nacional del PP en la cámara alta, Jose Manuel Barreiro. Decía Yllanes que el PP había “perdido la perspectiva”. Tal vez, pero, sí, es campaña.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s