Pons, el adversario es Palmer

Captura de pantalla 2016-06-18 a las 22.57.32
El mensaje del PSIB pasa ahora por identificar a la candidata del PP, Teresa Palmer, con José Ramón Bauzá

“No soy yo, no soy yo, Pedro. El adversario es Rajoy”. Pablo Iglesias cambió los ataques al PSOE que lanzaba desde su escaño del Congreso por el susurro en el debate. Sin embargo, que Rajoy e Iglesias fueran adversarios no quedó tan claro en la contienda. El presidente del gobierno en funciones tan sólo atacó directamente al líder de Podemos en tres ocasiones. El líder del PP invirtió esfuerzos en desgastar a Sánchez y Rivera, que, por su parte, ni se mencionaron entre ellos. El pacto del abrazo, de cierta manera, todavía perdura.

El rescatar el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos es una luz que han vuelto a ver los socialistas cuando han visto a un Albert Rivera muy peleón con Rajoy. Ahí iba el tuit del responsable económico del PSOE, Jordi Sevilla, defendiendo que para evitar elecciones gobernara la fuerza con más apoyo parlamentario, que no votos. Quién más consiguió tras el 20-D fue Sánchez con los 131 diputados que sumaron PSOE, Ciudadanos y los partidos canarios. Es cuando los socialistas se han visto más cerca de Moncloa. Cualquier otra interpretación no tiene sentido, ya que la abstención no es una opción para el PSOE. No sólo porque supondría emprender el camino a la pasokización, sino porque no serviría para nada: el bloqueo se trasladaría de la investidura al día a día cuando los socialistas hicieran frente común con Podemos y votaran siempre contra las medidas del PP.

En Baleares, el PSOE ya va a salvar los muebles. Quedó claro durante el debate electoral de los candidatos en IB3 cuál es la estrategia a seguir. El PSIB después de haberse visto superado en diciembre por Podemos en votos, asume ahora que será superado en escaños y que la confluencia conseguirá 3 diputados. Por eso, centra sus esfuerzos en que el tercer diputado podemita no salga de los dos suyos.

En diciembre, la Ley d’Hont adjudicó a los socialistas el octavo y último diputado con 44.271 votos y al PP, el séptimo, con 46.847 votos. Ahora, si el 26-J la confluencia funciona y supera al PP, el séptimo diputado sería para Units Podem Més. Si el PP mantiene sus votos de diciembre, el octavo sería para ellos y por lo tanto los socialistas serían quienes perderían un escaño, el de Sofía Hernanz. Pero, y eso es lo que ha visto el PSIB, si el PP pierde 10.000 votos y los socialistas se mantienen como el 20-D, d’Hont dejaría al tercer diputado del PP con 43.000 votos frente a los 44.000 del segundo diputado socialista, a quién se le adjudicaría el escaño.

Es por ello, que el mensaje del PSIB pasa ahora por identificar a la candidata del PP, Teresa Palmer, con José Ramón Bauzá. Se vio en diferentes intervenciones de Pere Joan Pons e incluso en los tuits de Francina Armengol paralelos al debate. El candidato socialista llegó a referirse a la candidata popular como “señora Bauzá”. Si la mitad de los votantes que recuperó Mateu Isern para el PP respecto a las elecciones de mayo dan la espalda ahora al partido, el PP rondaría los 130.000 votos, umbral que garantizaría el segundo diputado socialista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s