8 claves del 26-J

Cl6Y2x7WYAEKe69
Mariano Rajoy celebrando su victoria en el balcón de Génova. / @ppopular

Estamos como estábamos. Los partidos forzaron a los ciudadanos a volver a las urnas después de haber dado ya su veredicto. La incapacidad de acuerdo de los políticos ha sido contestada con una respuesta nítida de los ciudadanos: deberán ponerse de acuerdo sí o sí. Los resultados han variado ligeramente, pero todavía harán falta más de dos partidos para formar mayoría si PP y PSOE no se acercan, lo que una vez habiendo sobrevivido los socialistas, parece poco probable. Así, vuelven meses de negociación en los que deberá haber acuerdo. Hemos perdido seis meses.

Las encuestas vuelven a fallar. Las encuestas han fallado hasta el último momento. Todas. En líneas generales todas señalaban a un leve retroceso del PP, un retroceso más grande de Ciudadanos y el sorpasso de Podemos con claridad. No han dado ni una. Lejos de caer, el Partido Popular de Mariano Rajoy es uno de los grandes ganadores, alcanzando los 137 diputados, y el sorpasso en que coincidían todos los sondeos no se ha dado ni en votos ni en escaños. A las próximas ni caso.

A Iglesias el plan le sale mal. El gran titular de la noche es que no ha habido sorpasos. Ni en votos, ni en escaños. No sólo no lo ha habido, sino que ni se han acercado. Pablo Iglesias colaboró en forzar unas elecciones con la pretensión de adelantar a los socialistas a base de sumar el millón de votos de Izquierda Unida dilapidado por la Ley d’Hont y cambiar el bipartidismo. Ni de cerca: la confluencia se ha dejado más de un millón de votos. Nadie ha perdido tanto en estas elecciones. Podemos sólo ha conseguido dar tiempo y más aire al PP. Sánchez sobrevive pese a retoceder, pero su rival interna en el partido, Susana Díaz, no podrá hacerle responsable después de haber perdido ella Andalucía.

Rivera pierde su duelo con Rajoy. Después de haber firmado el Pacto del Abrazo, Ciudadanos trató de recuperar al votante de derechas con su denuncia de la política venezolana y siendo la opción para el votante conservador que no quisiera a Mariano Rajoy como presidente. Ha perdido cerca de medio millón de votos y 8 diputados que lo vuelven a hacer prescindible en el tablero. Ahora el Pacto del Abrazo sería imposible de reeditar. Rajoy sale reforzado como candidato a la presidencia frente al envite de Rivera.

Cl6QaqGWEAATrzS
El candidato de Més, número 3 en la lista de Unidos Podem Més, vuelve a quedarse sin escaño. / @mespermallorca

El PP supera a Mateu Isern. Los populares son los grandes ganadores en Baleares, tras ser primera fuerza y haber subido en más de 20.000 votos el resultado cosechado por el exalcalde de Palma en diciembre. Company, aspirante al liderazgo del partido, se intentó colar en la foto cuando es uno de los grandes perjudicados. Su voluntad era colocar a otro candidato y sólo el bloqueo de José María Rodríguez desembocó en el nombramiento de Teresa Palmer. Por eso, el gran ganador en Baleares es el líder del PP de Palma, que se ha vuelto a implicar en la campaña. El resultado cambia la correlación de fuerzas en la lucha interna del partido.

Unidos Podem Més fracasa. La confluencia de Podemos, Izquierda Unida y Més se formó con el objetivo de sumar sus votos, superar al PP y evitar el perjuicio de la Ley d’Hont. En su hoja de ruta, además de materializarse su superioridad se pretendía conseguir tres senadores más y, al menos, un diputado más. Se llegó a hablar del #VolemQuatreQuatre: cuatro diputados y cuatro senadores. La realidad ha sido distinta: el sorpasso se lo ha pegado el PP a ellos. Pero no sólo han quedado en segunda posición, sino que no han rapiñado ni un diputado ni un senador más. Las tres formaciones se han dejado 40.000 votos en las islas en estas elecciones.

Més, un drama. La formación econacionalista se acabó sumando a la coalición con Podemos e Izquierda Unida después de una negociación que generó recelos en parte de su electorado. Se les relegó a la tercera plaza sin tener diputado garantizado y con el acuerdo de que deberían cederlo dos años si lo conseguían. Desde Més se vendió que era la única forma de conseguir escaño. Ahora, después de no haberlo alcanzado y haberse vuelto a quedar a las puertas, la cúpula que negoció el acuerdo, deberá dar explicaciones a la militancia.

Armengol vuelve a salir ilesa. Los peores presagios para la presidenta del Govern era que en el balance de su primer año de legislatura sería machacada por el sorpasso de Podemos al PSOE a nivel nacional y por perder un diputado en Baleares si se consumaba la primera plaza de la confluencia Units Podem Més en el archipiélago. Finalmente, respira tranquila después de que los socialistas hayan aguantado tanto a nivel nacional como en Baleares, evitando el sorpasso en Madrid y manteniendo los mismos diputados en las islas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s