Tramuntana y Migjorn

2035490
Armengol ha llevado la Tramuntana a Madrid. Sagreras y Galmés, el Migjorn al PP.

Hay que admitirlo: vivir en Baleares condiciona la manera de ser. Claro que sí. Pero hecha esa concesión, también se puede afirmar que la perspectiva que da de España el estar separados por el Mediterráneo, tal vez, compense las perturbaciones que pueda causar el viento de Tramuntana a las que hacía referencia esta semana el presidente de Aragón, Javier Lambán. Ahora que el viento del norte “alterará las mentes” a todos los mallorquines ya que podrá cruzar la isla de norte a sur sin pagar peaje, el presidente del Consell, Miquel Ensenyat, debería aprovechar para reprender el exabrupto del aragonés con la misma saña que se reprendió meses atrás su exabrupto en Extremadura.

Armengol llegó a Madrid y revolucionó la capital. A la baronesa la bastó poner sobre la mesa las reglas de la política parlamentaria, donde gobierna quien consigue el apoyo de más diputados, para dejar sin posibilidad de réplica a sus compañeros de filas en la meseta sur. Se hace incomprensible que el Comité Federal del PSOE tuviera que debatir el signo de su voto en una investidura de Rajoy -todavía hipotética-. Ahora que los socialistas tienen el futuro de Podemos en sus manos, no se entendería que siguieran dando emoción con la posibilidad del sorpasso en futuras elecciones, facilitando ahora al PP gobernar. La presidenta balear sabe lo que se juega su partido y también ella. Con gran parte de su programa dependiendo de Madrid, vuelve a proponer la investidura de Sánchez. Ni a la valenciana, ni a la balear, sería pacto a la Tramuntana.

Si en el PSOE sopla viento del norte, en el PP soplan vientos del sur. De la victoria del rodriguismo el 26J a su desmantelamiento en apenas dos semanas. El sumario del caso Policía Local ha permitido al presidente interino del PP, Miquel Vidal, invocar al Migjorn para traer del sur de la isla, de donde ya llegó él mismo, a los nuevos hombres fuertes del partido. Los alcaldes de Campos y Santanyí, Sebastià Sagreras ‘Peixet’ y Llorenç Galmés serán secretario general y portavoz respectivamente. Si a ello le sumamos que el liderazgo del grupo parlamentario recae en la también campanera Marga Prohens, queda claro que el Migjorn ha tomado el partido. Sagreras, Galmés y Prohens eran hace cinco años el futuro de la formación: mientras el primero se presentaba a las elecciones municipales como el candidato más joven del PP, Galmés y Prohens eran presidente y adjunta de las Nuevas Generaciones. Paradójicamente, las antiguas Nuevas Generaciones se abren paso a costa de desplazar al presidente de la organización juvenil en la actualidad, Andrés Ferrer, de la secretaría general.

Con el PP en manos de los afines a Biel Company, Bauzá en Madrid y Rodríguez de capa caída -decir más sería atrevido- cabrá replantear los términos ‘crítico’ y ‘oficialista’. El exconseller de Agricultura vuelve a avanzar hacia la presidencia pese a los recelos que generaron sus ataques en las redes a miembros del partido. El PP, a falta de su congreso, vira hacia el regionalismo. Sin embargo, a tenor del 26J, y dejando al Pi sin espacio, hoy por hoy los populares sólo podrían gobernar pactando con Ciudadanos. No adelantemos acontecimientos. Nunca se sabe de dónde puede soplar el viento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s