Bauzá coge su coche

captura-de-pantalla-2016-11-27-a-las-1-57-47
En la imagen, Bauzá en un coche eléctrico del Consell. Foto: CIM.

Es en el momento político en que Pedro Sánchez reúne a más de 1.000 personas sin el aparato de un partido, en el que José Ramón Bauzá ha anunciado su candidatura a la presidencia del PP balear. El expresidente del Govern no tiene, por ahora, el apoyo de ningún alto cargo de los populares; pero, del mismo modo que el exsecretario general del PSOE, confía en contar con el apoyo de la militancia, que es quien en unas primarias elegirá a su líder. Lo que hace Bauzá al anunciar su candidatura, como Sánchez, es coger su coche en busca de apoyos.

La candidatura de Bauzá es de cierta manera una reacción natural. Nadie sabe en qué momento ha ganado Biel Company unas primarias del PP para tener ya el control de todo el aparato. En este sentido, Biel Company es como Susana Díaz, con la gestora preparándole la alfombra roja. La analogía es tal, que con Biel Cañellas, el PP balear hasta tiene a su particular Felipe González. El líder del sector regionalista ha tomado el control del partido sin ningún tipo de resistencia. Este hecho es lo que hace dudar de que la candidatura del imputado Jaime Martínez y los suyos sea realmente una alternativa y no sólo una maniobra para ser tenido en cuenta en el partido, más cuando ya suena la lista única para las primarias.

Bauzá juega con sus cuatro años de gestión en contra, con haber llevado al PP a su peor resultado y con demasiados enemigos. Pero, al margen de representar a un PP más amable y con menos fobias, que Company vaya a tener más cintura que el expresident está por demostrar. La candidatura del exconseller parte como favorita sólo por haberse puesto la etiqueta de regionalismo. Una etiqueta que ahora, con el Pi como partido regionalista ya en la escena política, el PP deberá explicar qué representa y hasta dónde piensa llevarla cuando alcanzar la mayoría parece hoy que deberá pasar por Ciudadanos (67.612 votos en Balears el 26-J).

También Bauzá debe abandonar los lugares comunes, explicar su proyecto y aclarar en qué se diferencia, si es que hay diferencias, respecto a aquel que fue rechazado en 2015. En el PP balear, como en el PSOE, serán las bases las que decidirán. No sólo por eso de legitimar a su líder, sino también por el sano ejercicio de obligar a quienes quieren ponerse al frente de la administración a sacar lo mejor de sí mismos, contraponer sus propuestas y explicar qué pretenden. Por lo que ha hecho Company hasta hoy, bien podrían liderar el partido Miquel Vidal, Sebastià Sagreras o Marga Prohens, que han bajado más a la arena.

No pasará la vía de cintura más que para llegar al Pont d’Inca o a Santa Ponça; pero que Bauzá coja su coche recuerda que en el PP balear, como en el PSOE a nivel nacional, a pesar del organigrama del partido, la batalla está todavía por librarse.

Anuncios

Un comentario en “Bauzá coge su coche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s