Company ‘errejoniza’ al PP

biel4-1.jpg

Errejón está hoy orgulloso del PP. Mientras Pablo Iglesias lo envía al ostracismo, el PP balear se doblega ante él. La victoria de Company es la victoria de las líneas maestras del derrotado proyecto de Vistalegre II. Calcado en su práctica totalidad. Los populares apuestan por un partido moderado y transversal frente a la trinchera ideológica. Aupan a un partido capaz de trabajar y pactar con otras formaciones frente a un partido que da miedo. Y eligen un liderazgo coral en contra del hiperliderazgo jerárquico y unipersonal. Todo, Errejón.

La nueva línea del partido demuestra que el PP ha entendido algo de los últimos años. Algo. Tumba la lengua balear y demás propuestas exóticas para que sus votantes no quepan en un bus. Amplía el espectro de su abanico. Su proyecto para recuperar el Govern en 2019 es diluir la ideología en su discurso. El PP sustituye el ‘no somos ni de izquierdas ni de derechas’ por el ‘no somos ni nacionalistas ni españolistas’. El discurso de Company tras conocer su victoria fue tan vacío de contenido político como lo va a ser de aquí en adelante. Los llamamientos a la “llengua i cultura pròpias” son solo el intento de hacer que se olvide a Bauzá.

Hasta el PP acepta eso de que la legislatura pasada sobró prepotencia. “Erradicar la chulería, la prepotencia y la imposición”, fue la promesa de Company a los suyos. Nada hace pensar que el exconseller tenga más cintura y capacidad de diálogo que el expresidente. Ahí está la condena por pegar a un niño con el temperamento de cualquier padre del campo del Alaró y ser el conseller que no pidió disculpas de los dos que en plena crisis fueron a comer langosta a Cabrera. La diferencia de Company con Bauzá es la renuncia a la jerarquía militar del expresidente. En la batalla de machos alfas trasladada de Podemos al PP balear, Bauzá era Pablo Iglesias. Por su parte, el exconseller saca el liderazgo coral  de Errejón con el peso de sus en adelante barones: Sebastià Sagreras, Llorenç Galmès y Martí Sansaloni. Es la recuperación de un partido de perfiles altos.

La quinta de los 80 completada por la portavoz en el Parlament, Marga Prohens, es un paso hacia la regeneración del partido que queda a medias. Porque si el PP ha entendido algo, todavía le quedan cosas por captar. El partido permitirá tener imputados de nuevo en sus listas, lo que sólo no se le volverá en contra si sabe cómo actuar a la hora de aplicarlo. Veremos. Lo que en el PP se entiende como la redención de los cargos apartados por Bauzá será difícil de explicar fuera.

En su discurso, Company desplazó el contenido político por el recordatorio de su origen payés, por el relato de su lesión de hombro y bromeó sobre los calcetines de Llorenç Galmés. Errejón quedaría sorprendido de hasta dónde pueden llegar sus teorías. Empieza la era Company.

Anuncios

Un comentario en “Company ‘errejoniza’ al PP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s